Brewer bloquea beneficios para 'dreamers'

Brewer bloquea beneficios para 'DREAMers'

Brewer bloquea beneficios para 'DREAMers'

Brewer bloquea beneficios para 'DREAMers'

Bloqueó el acceso a beneficios públicos a los jóvenes indocumentados que reciban un...

Bloqueó el acceso a beneficios públicos a los jóvenes indocumentados que reciban un...

Temp. Season 2012 | 08/16/12 | 03:34  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Phoenix Phoenix

Brewer bloquea beneficios para 'DREAMers'

Brewer bloquea beneficios para 'DREAMers'

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Bloqueó el acceso a beneficios públicos a los jóvenes indocumentados que reciban un alivio administrativo bajo la nueva política de Acción Diferida.
08/16/12 | 03:34 Disponible hasta 08/16/12
Phoenix

PHOENIX, Arizona – La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, bloqueó el acceso a beneficios públicos a los jóvenes indocumentados que reciban un alivio administrativo bajo la nueva política de Acción Diferida del presidente Barack Obama.

En un comunicado de prensa el miércoles, el mismo día que el Servicio de Ciudadanía y Migración empezara aceptar solicitudes de “dreamers” en todo el país, Brewer afirmó que “permitir que los 80 mil estimados beneficiarios de la Acción Diferida reciban beneficios públicos… tendrá un impacto significativo en el presupuesto estatal”.

Con la orden, Brewer afirmó que el cambio de política "podría resultar en que algunos inmigrantes no autorizados consigan indebidamente acceso a prestaciones públicas, algo que sería contrario a la intención de los electores de Arizona y los legisladores que decretaron las leyes que expresamente restringen el acceso a una identificación estatal y a prestaciones financiadas por los contribuyentes".

El recibimiento del alivio administrativo por parte del gobierno federal “no les otorga a los inmigrantes indocumentados un estatus legal, y no les da derecho a beneficio públicos”, añadió la gobernadora, quién promulgó la SB1070 en 2010.

En su orden ejecutiva, Brewer prohibió que las agencias gubernamentales provean beneficios de desempleo, que otorguen tarjetas de identificación estatales, incluyendo licencias para conducir y licencias para negocios y profesionales a los recipientes de la “acción diferida”. Los departamentos estatales también están prohibidos de proveer cuidado y servicios de salud infantiles a los “dreamers”. Además, Brewer ordenó a las agencias que tomen medidas de emergencia para cumplir con su orden.

Dreamers critican la orden ejecutiva

En Arizona, expertos y grupos que abogan por los derechos humanos calificaron las acciones de Brewer como “rencorosas” y “contraproducentes” y afirmaron que la gobernadora sólo busca desviar la atención del logro del presidente Obama en el ámbito migratorio.

“La gobernadora Brewer está atacando directamente a los niños y jóvenes inmigrantes, quienes fueron traídos a los Estados Unidos y no tienen la culpa”, dijo Dulce Matuz, presidenta de la organización AZ DREAMers en un comunicado.

La representante estatal Catherine Miranda, que apoya el programa federal, consideró mezquino el proceder de Brewer.

"Brewer sólo continúa levantando obstáculos a los jóvenes de Arizona", señaló la legisladora demócrata por Phoenix.

El representante demócrata Martín Quezada, de Phoenix, puso en duda que la medida de Brewer tenga bastantes secuelas prácticas de acuerdo a las leyes actuales de Arizona.

Sin embargo, señaló que la orden sataniza a los jóvenes buenos a los que debería permitirse que consigan una identificación estatal y que ingresen en la fuerza laboral.

Contraataque antiinmigrante a política de Obama

Brewer ha criticado fuertemente a Obama, y lo ha acusado de no proteger la frontera Arizona-México. En junio, Brewer llamó la política de Acción Diferida “una obvia maniobra política.”

“Este anuncio es vergonzoso”, dijo la gobernadora luego del discurso de Obama dando a conocer el alivio administrativo a los ‘dreamers’.

Arizona se ha ubicado en la vanguardia de los estados que han decretado leyes contra la inmigración ilegal.

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló en junio partes de la ley de Arizona --conocida como la SB1070-- pero autorizó la vigencia de una disposición crucial que obliga a la policía a preguntar a las personas sobre su condición migratoria en ciertas circunstancias.

El gobierno de Obama impugnó la normativa en 2010 después de que Brewer la promulgara.

En la década pasada, los electores de Arizona aprobaron en dos ocasiones leyes para que se negaran servicios pagados con recursos de los contribuyentes --como inscripciones a universidad con cobros favorables para residentes-- a los inmigrantes que no vivan de manera legal en el país, salvo que lo hubiera ordenado el gobierno federal.

¿Por qué tanto odio? Opina en el foro

15 de agosto: Gran día para los ‘dreamers’ de EEUU

El programa del gobierno de Obama ofrece la suspensión de deportaciones durante dos años, y con posibilidad de renovación, para jóvenes que fueron traídos por sus padres a Estados Unidos de forma ilegal cuando eran niños.

Se calcula que 1,7 millones de jóvenes sin papeles en EEUU podrían beneficiarse de la iniciativa.

Entre las condiciones figuran que los interesados hubieran llegado a Estados Unidos antes de los 16 años y que no hubieran recibido sentencias por determinados delitos.

Cientos de jóvenes sin autorización para ingresar al país comenzaron el miércoles una nueva etapa en sus vidas al solicitar la suspensión de sus deportaciones, lo que les permitiría vivir sin miedo en el país.

Los llamados "dreamers" llenaron centros comunitarios, iglesias y recintos de varias ciudades del país para informarse, hablar con abogados y rellenar largas planillas del gobierno que se supone les abrirán la puerta a un futuro mejor: la suspensión temporal de su deportación y la obtención de un permiso de permanencia por dos años. Los jóvenes indocumentados también podrían recibir autorización para trabajar en el país.