• De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • Próximo álbum

Arizona se viste de rojo por la Reforma Migratoria

La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
Próximos álbumes

Phoenix gozó en grande el colorido festejo de Comicon 2012

Decomisan $500 mil dólares en drogas e interceptan tráfico de inmigrantes

Inmigrantes recibirán a Obama con protestas en Florida

Aniversario luctuoso de Hugo Chávez entre protestas

Disfruta más imágenes
a tu izquierda