• De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • De rojo Arizona por la Reforma Migratoria
  • Próximo álbum

Arizona se viste de rojo por la Reforma Migratoria

La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
La cita era a las 10 de la mañana y podías observar las camisetas rojas por todo el centro de Phoenix, todas con un mismo destino: La iglesia del inmaculado corazón de Jesús. Se vistieron de rojo para exigir dignidad y respeto para los millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos. Varias organizaciones pro inmigrantes, reconocidos activistas, abogados y políticos, fueron acompañados por miles de para demostrar la urgencia de que se apruebe una reforma migratoria. Phoenix y Tucson se unieron a las más de 180 marchas en todo el país, una marcha titulada “Dignidad y Respeto”.
Próximos álbumes

Phoenix gozó en grande el colorido festejo de Comicon 2012

Univisión Arizona sí cumple con súper concierto

Consejos para Compras Inteligentes

¡El Latin Grammy Street Party en Phoenix!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda