Patrulla Fronteriza niega comida, cuidados médicos a indocumentados en Arizona

Reportan abusos por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza

Reportan abusos por parte de agentes ...

Reportan abusos por parte de agentes ...

Decenas de personas caminaron hacia la estación de la Patrulla Fronteriza en Tucson pa...

Decenas de personas caminaron hacia la estación de la Patrulla Fronteriza en Tucson pa...

Temp. Season 2010 | 02:50  | TV-PG
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Decenas de personas caminaron hacia la estación de la Patrulla Fronteriza en Tucson para entregar el reporte que denunció diversos abusos a inmigrantes.
09/21/11 | 02:50
KTVW

TUCSON, Arizona- La organización 'No Más Muertes' dio a conocer hoy un reporte sobre los abusos a los que son sometidos los inmigrantes indocumentados, muchos de ellos menores de edad, bajo custodia de la Patrulla Fronteriza en Arizona.

Entre los cerca de 13 mil casos que incluye el reporte "Cultura de la crueldad", destacan la negación al acceso de cuidado médico, agua y comida, además de violaciones a los derechos civiles.

"No estamos hablando de uno o dos 'malos agentes', creemos que esta es una política establecida por la Patrulla Fronteriza", dijo hoy a Efe Hannah Hafter, una de las autoras del reporte.

Explicó que todas estas historias llegaron a ellos mientras proporcionaban ayuda humanitaria en un esfuerzo de evitar muertes de indocumentados en ciudades fronterizas como Nogales, Arizona.

Las entrevistas fueron realizadas desde 2008 hasta el primer semestre de 2011 e incluyeron a 9,562 hombres, 2,147 mujeres, 533 adolescentes y 268 niños.

"Este es solo un pequeño porcentaje de las personas que anualmente son arrestadas por la Patrulla Fronteriza", comentó Danielle Alvarado, otra de las autoras del reporte, en conferencia de prensa.

Alvarado agregó que uno de los puntos que más les preocupa es que saben que la Patrulla Fronteriza está al tanto de los abusos pero no hace nada para remediarlos.

"Ellos mismos son los encargados de investigar denuncias de abuso, por lo que creemos que no existe imparcialidad", señaló.

Uno de los aspectos que preocupa a la organización humanitaria es particularmente el trato que reciben mujeres y niños.

"Muchas veces nos encontramos con mujeres que han sido separadas de sus esposos, muchos de ellos nos dicen que la Patrulla Fronteriza les pregunta si realmente es su esposo o familiar el hombre con el que viajan y cuando responden que sí, los separan inmediatamente, repatriándolos de forma separada", dijo Hafter.

El reporte documenta 2,981 casos donde los agentes fronterizos negaron comida y otros 1,402 incidentes donde no se les dio suficiente agua a las personas detenidas.

Los niños son más propensos que los adultos a no recibir suficiente agua cuando se encuentran bajo custodia de la Patrulla Fronteriza. Al tiempo, se enfatizó que muchos de los detenidos ya sufrían de moderada a severa deshidratación al momento del arresto.

Hafter destacó que el 10 por ciento de los entrevistados, incluidos adolescentes y niños, reportó algún tipo de abuso físico.

De los 433 casos en los que se solicitó tratamiento médico, solamente en 59 fue proporcionado el servicio.

Las quejas más comunes de abusos incluyen hacinamiento, condiciones insalubres y temperaturas extremas en los centros de detención.

"Tenemos casos de gente que nos dijeron que cuando se quejaron de que hacía mucho frío, los agentes le subieron más al aire acondicionado", relató Hafter.

El reporte de 70 páginas documentó 2,926 casos en los que a los indocumentados no se les regresaron sus pertenencias como dinero, identificaciones y documentos importantes.

"La gente que es deportada sin dinero corre mayores riesgos de ser explotados o ser físicamente abusados", dijo la activista.

Puntualizó que 1,051 mujeres, 190 adolescentes y 94 niños fueron repatriados a México después del anochecer.