A Pasos de la Muerte: Inmigrantes toman medidas extremas para salvar sus vidas

A Pasos de la Muerte: Inmigrantes toman medidas extremas para salvar sus vidas

Todo para sobrevivir: mire lo que bebieron

Todo para sobrevivir: mire lo que bebieron

Conozca la historia del indocumentado de Caborca, México, que tomó su propia orina d...

Conozca la historia del indocumentado de Caborca, México, que tomó su propia orina d...

Temp. Season 2012 | 07/25/12 | 02:57  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Phoenix Phoenix

Todo para sobrevivir: mire lo que bebieron

Todo para sobrevivir: mire lo que bebieron

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Conozca la historia del indocumentado de Caborca, México, que tomó su propia orina después de ser abandonado por su “coyote”.
07/25/12 | 02:57 Disponible hasta 07/25/12
KTVW

Indocumentado fue forzado a beber su propia orina para sobrevivir

 

PHOENIX, Arizona – Mientras el suero comienza a correr por sus venas, el agua los fortalece, y la fruta les devuelve energía, cuatro jóvenes indocumentados comienzan a recordar su travesía.

"Nos habían dicho que eran dos días, y ya no aguantábamos, nos quedamos sin comida, sin agua y agarramos agua de los charcos”, dijo Alexis, de Caborca, México. “Comencé a sentirme mal y débil y ya no pudimos, hasta que salimos a esta carretera”.

Las autoridades federales y los medios de comunicación advierten de los peligros del desierto, pero no es hasta que lo viven en carne propia que los inmigrantes aseguran que cruzar la frontera en las manos de un traficante no vale la pena.

De acuerdo con cifras de la Patrulla Fronteriza, desde el pasado 1 de octubre y hasta el 31 de mayo se han registrado 144 muertes de inmigrantes indocumentados en la frontera de Arizona frente a los 96 del año pasado durante el mismo periodo.

A Pasos de la Muerte – Parte 1: Desierto de Arizona, trampa mortal

 

Alexis y su primo, Jesus Alberto, salieron de Caborca dejando atrás a esposa e hijos. Su destino era Lexington, Kentucky.

"Pues vengo a trabajar, tengo una hermana que es nacida acá y me ofreció su ayuda”, dijo Jesus Alberto. “Que me viniera y ella me iba a pagar la pasada a los dos, pero no se dieron las cosas”.

Lo que se dio fueron días y noches de desesperación, sufriendo de hambre. Por más de 5 días, se escondieron. Pero llegó el momento cuando ellos eran quienes buscaban a ‘la migra’. Los traficantes los guiaron por solo dos días.

"El coyote me dejo por allá”, dijo Ruben, otro inmigrante de Caborca. “Yo me doble mi pie y me dijo, ‘voy a volver por ti en la mañana’ y nunca volvió”.

Ruben fue rescatado antes de que cayera el sol. Pero hubiera pasado una noche más sin comida y sin agua, su cuerpo no hubiera aguantado.

"Y ya nomas ya me había sentenciado yo… a quedarme acostado ahí”, completó Ruben tras admitir haber bebido su propia orina para mantenerse vivo.

A Pasos de la Muerte – Parte 2: Conozca la odisea de Alexis y Juan Alberto

Los jóvenes reconocieron que ya no podían seguir caminando, pero el resto del grupo siguió al norte, débiles, vomitando, y cayendo.

"Iban mal pero no se quisieron entregar, mi primo y yo llegamos a la decisión que no podíamos ya”, explicó Juan Alberto.

Los peligros del desierto

El desierto en esta temporada también amenaza con fuertes tormentas que de un momento a otro convierten arroyos secos en ríos.

"Llovió mucho y pasamos nadando unos arroyos muy fuertes, y un arroyo se andaba llevando a una persona, pero la alcanzamos a rescatar”, dijo Alexis.

Este ambiente además viene acompañado de otros peligros de la naturaleza.

"Los animales, las víboras y ahí puedes quedar… sin que tu familia te vuelva a ver”, añadió Hector, que también trataba de cruzar el desierto caminando.

El trabajo de rescate de la Patrulla Fronteriza

Agentes de rescate aseguran que estos jóvenes buscaron auxilio antes de que fuera demasiado tarde. Para muchos inmigrantes cruzando el desierto es fácil salir a una carretera y pedir auxilio. Pero cientos más están en medio de un terreno solitario sin oportunidad de un llamado de ayuda.

"Les dan calambres y luego los riñones empiezan a fallar y se podían haber muerto”, dijo un agente fronterizo a las cámaras de Univision Arizona.

Zonas de descanso en el desierto se convierten todos los días en una sala de emergencia móvil.

Alexis,19, y Jesús Alberto, 22, y los otros inmigrantes que viajaban con ellos, pagaron por cruzar a Estados Unidos. Sabían de los peligros pero los ignoraron. Después de los primeros auxilios, son trasportados a la estación de la Patrulla Fronteriza, y dependiendo su record, serán deportados.