Jared Loughner se declara culpable de tiroteo en Tucson

Jared Loughner se declara culpable de tiroteo

Jared Loughner se declara culpable de tiroteo

Jared Loughner se declara culpable de tiroteo

Los abogados del autor de la masacre en Tucson buscan evitar la pena de muerte.

Los abogados del autor de la masacre en Tucson buscan evitar la pena de muerte.

Temp. Season 2012 | 08/07/12 | 05:01  | TV-PG
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Los abogados del autor de la masacre en Tucson buscan evitar la pena de muerte.
08/07/12 | 05:01 Disponible hasta 08/07/12
KTVW

Afronta una sentencia máxima de prisión perpetua

 

PHOENIX, Arizona -- Jared Joughner se declaró culpable este martes de una balacera en Tucson en 2011 en la que murieron seis personas e hirió gravemente a la ex congresista Gabrielle Giffords, luego de que un juez federal lo considerara apto para un juicio tras su tratamiento por esquizofrenia.

“No tengo la menor duda que Loughner es consciente de lo que sucede hoy”, dijo el juez federal de distrito Larry Burns.

Loughner se declaró culpable tras la recomendación de su abogada Judy Clarke, como parte de un acuerdo para evitar la pena de muerte.

El caso criminal en su contra se había suspendido indefinidamente en mayo cuando Burns determinó que Loughner tenía incapacidad mental y no podía someterse a juicio.

En el caso de que se determinara que Loughner no pudiera recuperar su capacidad mental para el juicio, el juez podría desechar los cargos en su contra y las autoridades estatales y federales podrían solicitar que el acusado fuera recluido en alguna institución sanitaria.

Sin embargo, después del testimonio de la psicóloga de Loughner, Christina Pietz, el martes en el tribunal de Distrito de Tucson, Burns afirmó que el autor de la balacera es competente para declararse culpable.

En un momento, el juez preguntó a Loughner si comprendía los cargos presentados contra él y que el gobierno necesitaba sentenciarlo.

"Sí, lo comprendo", contestó Lughner, de 23 años y quien tiene estudios universitarios inconclusos.

Burns dijo que Loughner era una persona distinta y que tiene capacidad para ayudar a sus abogados a que lo defiendan.

Reaccionan las víctimas de la masacre

Mark Kelly, esposo de Giffords, dijo al diario The Arizona Republic que él está satisfecho con el acuerdo con la fiscalía.

“Evitar un juicio nos permitirá… continuar con nuestra recuperación y seguir adelante con nuestras vidas”, dijo Kelly, que no asistió a la audiencia en Tucson.

Entre las víctimas fatales figuraban una niña de nueve años y un juez federal. Giffords, quien recibió un balazo en la cabeza, se encuentra desde entonces en rehabilitación y en enero anunció su renuncia al Congreso. Otras 12 personas resultaron heridas.

El atacante fue arrestado en el lugar de los hechos. La justicia declaró que sufría trastornos psiquiátricos y que no podía ser juzgado en ese estado, por lo que un juez ordenó que siguiera un tratamiento para que estuviera apto para un eventual juicio.

Loughner, quien se declaró "no culpable" anteriormente, fue sometido varios meses a medicación obligatoria para tratarle la esquizofrenia.

Él afronta una sentencia máxima de prisión perpetua sin posibilidad de que se le conceda la libertad bajo palabra.