¿Ganó Joe Arpaio el 'gordo' de Powerball en Arizona?

Ganador de la lotería Powerball en Arizona

Suertudo gana más de $200 millones

Suertudo gana más de $200 millones

El suertudo de Arizona repartirá los $579.9 millones con otro ganador en Misuri.

El suertudo de Arizona repartirá los $579.9 millones con otro ganador en Misuri.

Temp. Season 2012 | 11/29/12 | 01:47  | TV-Y
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Phoenix Phoenix

Suertudo gana más de $200 millones

Suertudo gana más de $200 millones

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
El suertudo de Arizona repartirá los $579.9 millones con otro ganador en Misuri.
11/29/12 | 01:47 Disponible hasta 11/29/12
KTVW

Encuesta

El boleto ganador del premio récord de Powerball en Arizona fue vendido en el área de Fountain Hills, ciudad donde vive Arpaio.

¿Qué haría Arpaio con los $550 millones del Powerball?

Haría reformas en la infame cárcel de carpas y pondría aire condicionado en las celdas Se jubilaría y se mudaría a Cancún Construiría una cárcel de carpas aún más grande Compraría el estado de Sonora Deportaría a todos los mexicanos de Arizona
Resultados

PHOENIX, Arizona – El boleto ganador del premio récord de la lotería Powerball en Arizona fue vendido en el área de Fountain Hills, ciudad donde vive el controvertido alguacil del condado Maricopa Joe Arpaio.

El boleto fue vendido en una tienda 4 Sons Food al 13779 N. Fountain Hills Boulevard. Fountain Hills es un suburbio próspero con poco más de 22 mil habitantes, según el Departamento de Administración de Arizona, y  es parte del área metropolitana de Phoenix.

Oficiales de la lotería en Arizona dijeron que el ganador todavía no ha reclamado el ‘gordo’, y aclararon que si el suertudo es un inmigrante indocumentado, todavía podrá reclamar su recompensa.

Dos personas se repartirán el premio gordo de 550 millones de dólares de la mayor lotería en Estados Unidos, el Powerball, ocho meses después de un sorteo récord, anunciaron los organizadores en su página web.

Unos 8,9 millones de jugadores ganaron otros premios menores en el sorteo, indicó la lotería la noche del miércoles. El premio mayor fue el segundo en importancia en la historia de Estados Unidos, y las probabilidades de ganarlo eran de una en 175 millones.

El sitio web del Powerball, que quedó saturado tras anunciarse los números ganadores --5, 23, 16, 22, 29, y Powerball 6-- precisó que los afortunados compraron los boletos en Arizona y Misuri.

Para ganar el premio mayor era necesario acertar los cinco números correctos más el complementario Powerball, sobre 59.

El premio récord hasta ahora de la historia de la lotería estadounidense, de 640 millones de dólares, fue repartido entre tres jugadores en marzo pasado.

A los afortunados se les da la opción entre recibir todo el pago en una sola suma o extender los pagos en pequeñas cantidades a lo largo de varios años.

Nadie había ganado el premio mayor del Powerball -accesible en 42 estados, el distrito de Columbia y las islas Vírgenes- desde el 6 de octubre, y el monto de la recompensa creció rápidamente.

Ante "el flujo continuo y masivo de billetes vendidos", los responsables de la lotería se vieron obligados a aumentar en dos oportunidades en el transcurso de dos días el monto del premio, indicó el sitio de Powerball, que organiza un sorteo dos veces por semana, los miércoles y los sábados.

Unos 131 mil billetes por minuto fueron adquiridos el miércoles, según la cadena televisiva ABC News, que cita a encargados de la lotería que esperaban la concreción de 189 millones de apuestas (dos cada tres estadounidenses) y una recaudación dos veces mayor que la del sorteo del sábado pasado, que repartía 325 millones de dólares que ningún jugador ganó.

En la mañana del miércoles, sólo en el estado de Maryland, cerca de Washington, los billetes fueron vendidos a un ritmo de 158 por segundo, confió a la AFP uno de los organizadores.

En Washington, el miércoles grupos de compañeros de trabajo se precipitaron para adquirir sus billetes.

En un kiosco del centro de la ciudad, la joven Linden Rock compró 20 y los guardó "bajo llave" en espera del sorteo.

Segura de su apuesta, Szami, una mujer que ronda los 40 años, compró boletos para ella y sus amigos. "Cada uno invirtió 14 dólares. Nada, por un premio de más de 500 millones", señaló, y relató que si ganaba abandonaría de inmediato su trabajo para hacer realidad sus sueños.

En Estados Unidos es costumbre que el ganador elija si cobra su premio en una sola vez -en cuyo caso "sólo" se llevará 360,2 millones de dólares- o si escalona los 550 millones en 30 entregas anuales.

Tras el pago de los impuestos correspondientes, el premio mayor de 550 millones queda reducido a entre 270 y 380 millones, según las tasas percibidas por los distintos estados.

En agosto pasado, un ingeniero de caminos del estado de Michigan protestó contra "el tío Sam" luego de haber ganado 337 millones de dólares que se redujeron a 158,5 millones tras el pago de impuestos federales y locales.

Según informó CNN, unos 800 millones de dólares en premios ofrecidos por distintas loterías estadounidenses no fueron reclamados por sus ganadores en 2011.