Supremo revoca ley de Arizona que exige prueba de ciudadanía para votar

Optimismo en Arizona tras fallo de la Corte Suprema

Optimismo en AZ tras fallo del Supremo

Optimismo en AZ tras fallo del Supremo

Como un triunfo total calificaron activistas proinmigrantes el fallo de la Corte Suprem...

Como un triunfo total calificaron activistas proinmigrantes el fallo de la Corte Suprem...

Temp. Season 2012 | 06/17/13 | 02:52  | TV-PG
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Como un triunfo total calificaron activistas proinmigrantes el fallo de la Corte Suprema de EEUU al revocar una ley estatal que exige prueba de ciudadanía a futuros votantes.
06/17/13 | 02:52 Disponible hasta 06/17/13
KTVW

Washington - El Tribunal Supremo revocó hoy por siete votos a dos una ley del estado de Arizona que obliga a los votantes a probar su ciudadanía antes de poder ejercer su derecho al voto, al considerar que ésta va más allá de lo exigido por los formularios federales.

La Proposición 200, aprobada en referéndum por los votantes de Arizona en 2004, requiere aportar una "prueba" de ciudadanía antes de registrarse para poder votar en las elecciones, algo que, según los demandantes, el Consejo Intertribal de Arizona, podía "desalentar" a los miembros de minorías a la hora de ejercer este derecho.

Aunque la ciudadanía es un requisito para poder votar en cualquier elección a nivel federal y el formulario de registro para el voto obliga a los peticionarios a declarar que son ciudadanos estadounidenses, los estados no pueden requerir pruebas que vayan más allá de lo establecido a nivel federal.

Cuando se realizaron las audiencias sobre este caso el pasado mes de marzo, uno de los abogados de la parte demanda, Thomas Horne, reivindicó el derecho de Arizona a exigir una prueba de ciudadanía dado que el formulario federal es, a su juicio, "extremadamente insuficiente" y no garantiza la lucha contra el fraude.

Sin embargo, la magistrada hispana de tendencia progresista del Supremo Sonia Sotomayor respondió que "esto es lo que el sistema federal consideró suficiente", una opinión que hoy ha sido respaldada por la mayoría de sus colegas de la máxima corte de EE.UU.

Los dos únicos jueces que han disentido con la resolución han sido los conservadores Clarence Thomas y Samuel Alito.

La constitución "autoriza a los estados a determinar las calificaciones de los votantes en las elecciones federales, que necesariamente incluye el poder a fin de determinar si éstas son satisfactorias", destacó Thomas al exponer su divergencia.

Los opositores de la ley de Arizona opinan que se trata de un ataque a un grupo vulnerable de votantes entre los grupos minoritarios, inmigrantes y los ancianos. Dijeron que conocen el caso de más de 31 mil posibles votantes legales en Arizona que se hubiesen podido inscribir antes de la aprobación de la Propuesta 200, pero se les bloqueó esa posibilidad por esa ley, 20 meses después que fue sancionada en 2004. Un 20 por ciento de los afectados por la ley estatal es hispano.

La decisión del Supremo sobre Arizona pone ahora en tela de juicio leyes muy similares vigentes en los estados de Alabama, Georgia y Kansas, donde también se exige a los votantes una identificación que sobrepasa lo fijado por el Gobierno federal en aras de la lucha contra el fraude.