Enlaces Relacionados

  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Tormentas causan inundaciones en Arizona
  • Próximo álbum

Fuertes lluvias causan devastadoras inundaciones en Arizona

Remanentes de una tormenta tropical causaron al menos nueve muertes en el estado mexicano de Veracruz y también se hicieron sentir esta semana en Arizona.
Autoridades emitieron un alerta por las lluvias que continuaron el martes y por más inundaciones al norte del estado de Arizona.
Más de 20 accidentes fueron reportados en la carretera U.S. 60 el lunes durante las fuertes lluvias. Otras calles y carreteras del Valle quedaron bloqueadas y por lo menos mil hogares quedaron sin electricidad en las ciudades de Glendale y Peoria.
El área de Ahwatukee recibió más de dos pulgadas de agua el lunes.
Por este motivo, varias organizaciones piden a la comunidad que eviten transitar por zonas inundadas.
Recomiendan a los conductores tomar las precauciones necesarias al manejar bajo condiciones de clima extremas. Lo prudente en caso de encontrar agua corriente en las vías, es darse la vuelta y buscar vías alternas.
Tome en cuenta lo siguiente: Seis pulgadas de agua son suficiente para ocasiones que las llantas de un auto pierdan tracción y éste se deslice.
Doce pulgadas de agua pueden inundar varios carros. Dos pies de agua corriente es capaz de arrastrar camionetas y vehículos grandes.
El agua en la vía puede ocultar partes de una carretera e impedir la visibilidad en caso de un puente que no esté terminado, por ejemplo.
En ocasiones las inundaciones suceden en cuestión de minutos, las aguas comienzan a subir rápidamente y usted puede quedar atrapado en su vehículo en la mitad de una vía.
Las inundaciones repentinas son aún más peligrosas en la noche debido a que por falta de visibilidad no se puede ver qué tan profundas están las aguas o qué tan rápido están creciendo.
El agua en las carreteras también debilita el asfalto, por lo que los conductores deben tener mucha precaución, incluso cuando las aguas hayan bajado, ya que las carreteras pueden colapsar bajo el peso del vehículo.
Cada año se pueden salvar vidas si es que los conductores siguen esta regla: Si es que hay agua en la carretera, de vuelta, no se ahogue.
Las inundaciones representan un grave peligro para los conductores y peatones, por este motivo las autoridades dan las siguientes recomendaciones de seguridad: Nunca trate de caminar, nadar o manejar en lugares donde hay agua estancada. Manténgase informado sobre las condiciones del clima cuando esté manejando. Si su vehículo se estanca en aguas altas, déjelo ahí y usted trate de ir a un lugar alto y seguro

Videos

Próximos álbumes

Así celebró Scottsdale el feriado del Día del Trabajo

Descubren extenso cultivo de marihuana ilegal en una residencia

Mujer de 67 años se estrelló contra edificio

Fuego arrasa con una residencia

Disfruta más imágenes
a tu izquierda